Cómo Pulir el Coche

Cómo Pulir el Coche Paso a Paso

Cuando tu piel se ve algo deteriorada, te aplicas cremas y lociones para nutrirla, rejuvenecerla, incluso para aumentar su color y dejarla más vistosa que nunca. Lo mismo puedes hacer por tu coche: hoy aprenderemos unos simples pasos para pulir tu auto y dejarlo como nunca antes.

Para dejar la carrocería de tu coche como nueva, vas a utilizar un simple producto: pasta de pulir. Se adquiere en tiendas de artículos para el automotor, y también en grandes mercados.

Para pulir el coche con esta pasta necesitamos paños suaves, al igual que para retirarla en los toques finales. Escoge trapos de algodón, algo gruesos, muy suaves y limpios, y que no dejen pelusas. Sin embargo, hay una herramienta casi necesaria para poner en acción este producto: una lijadora orbital, montando un disco afelpado para pulir. Si cuentas con pulidora, pues mucho mejor, pero lo cierto es que no siempre tenemos a mano una.

Limpieza del coche antes de pulir

Antes de pulir tu coche el primer paso es lavarlo en profundidad. Aprovecha para hacer un lavado interno y externo, siempre utilizando paños y agua en balde para no desperdiciar. Ya lavado y enjuagado, sécalo a la sombra usando trapos y finaliza con una gamuza, para dejarlo en perfectas condiciones.

Cómo usar la pasta para pulir el coche

Prepara la lijadora montándole un disco de pulir o de esponja. Lo mejor es comenzar con elementos y pastas suaves, para evitar cometer algún daño en la pintura; podrás ir aumentando la intensidad de los mismos conforme vayas observando sus resultados.

Para comenzar a pulir el coche, aplica una pequeña porción de pasta con un paño, o directamente en el disco de la lijadora orbital, y esparce por cada paño de la carrocería con pequeños movimientos circulares (con la lijadora apagada) hasta cubrir cada paño en su totalidad. Recuerda, iremos trabajando por sectores: primero el techo, luego el capot, la tapa del baúl, y cada una de las puertas por separado. Y dentro de cada sector, por sección, la que no debe ser mayor a cinco a seis veces el tamaño del disco pulidor.

El siguiente paso es repasar la pasta esparcida con la lijadora encendida a mínima potencia, y cuando hayas terminado el desparramado, puedes aumentar la velocidad y comenzar el trabajo del pulido del auto, esta vez alternando movimientos verticales y horizontales. La pasta va a ir "despareciendo" y, mientras lo hace, ve disminuyendo la velocidad de la lijadora, hasta llegar al mínimo para, finalmente, apagarla en ese sector.

Para un acabado óptimo, repasa toda la carrocería frotando vigorosamente con un paño suave de algodón. Puedes encerar a continuación si lo prefieres. Luego deja asentar, y tras pulir tu coche verás que habrá quedado mejor que nuevo en su aspecto y brillo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Pulir el Coche, te sugerimos que visites nuestra sección .

.

Esta nota te fue útil?

21 valoraciones. El 90% dice que es útil.